top of page

Google reporta un aumento en las búsquedas relacionadas con el dolor en los ojos tras eclipse🙄👀🌒

El pasado 8 de abril millones de personas estuvimos atentas del fascinante eclipse total de sol. Sin embargo, después de esta inolvidable experiencia, que se repetirá hasta el 30 de marzo de 2052, al parecer muchas personas se quedaron con algo más que un lindo recuerdo.



Pues, pese a las reiteradas advertencias de los expertos sobre los riesgos de mirar el eclipse directamente sin la protección adecuada, aparentemente muchas personas se aventuraron a hacerlo. Horas después del esperado fenómeno astronómico se reportó en Google un aumento en las búsquedas relacionadas con el dolor en los ojos.


“Por qué me duelen los ojos”

“dolor de ojos después del eclipse”

“ojos secos después del eclipse”

“ardor de ojos después del eclipse” y “queratitis solar”, fueron alguno de los términos cuya consulta tanto en inglés como en español se disparó hasta en 400% en Estados Unidos, según datos de Google Trends.



Estos datos han evidenciado lo importante que es seguir las indicaciones de seguridad de los especialistas durante fenómenos tan importantes como lo es un eclipse solar. A través de diversas instancias, los expertos indicaron que para apreciar este evento astronómico debían usarse gafas certificadas para protección ocular solar.




El daño en los ojos puede resultar irreversible


De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología mirar directamente al sol durante un eclipse, incluso por un corto tiempo, puede dañar la retina de forma permanente si no se cuenta con protección correcta. “Inclusive puede causar pérdida total de la vista, conocida como retinopatía solar”, indica la institución en su sitio web.


“Hay solo una forma segura de mirar directamente al sol, ya sea durante un eclipse o no: a través de filtros solares especiales para ese propósito, estos filtros solares se utilizan en los anteojos para eclipses o en visores solares manuales. Deben cumplir las normas mundiales altamente específicas conocidas como ISO 12312-2, indica.



Además, señala que las gafas de sol comunes, por más oscuras que parezcan, así como filtros hechos en casa no son seguros para mirar el sol.


Con estas búsquedas que nos comparte Google, nos damos cuenta que a veces creemos que somos invencibles y que nada nos puede pasar, pero, siempre es importante acatar las medidas que los expertos nos comparten.

9 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page